domingo, 18 de febrero de 2018

La Historia Medieval contada a través de los documentos catedralicios: Burjassot.


la Población de Burjassot se encuentra a escasos kilómetros de la ciudad de Valencia, en la comarca de la Huerta Norte. Solo tenemos que pasear por sus calles y visitar algunos de sus lugares emblemáticos,  para poder hacernos una idea de su paso por la historia...el Patio de los Silos, la Ermita de San Roque, la iglesia arciprestal de San Miguel Arcángel, el Colegio Mayor San Juan de Ribera...

La primera anotación que vemos en el Llibre del Repartiment respecto a Bujassot, está fechada el 1 de agosto del año 1237, cuando Jaime I conedía la alqueriam de Borgaçot cum VIIII jovatis iuxta alqueriam, es decir, la alquería de Burjassot con ocho yugadas de tierra, a Garcia Petri de Figuerola, García Pérez de Figuerola.

Sin embargo, el 22 de septiembre del año 1238, el propio Jaime I revocaba esta donación, dando esta vez la alquería de Burjassot con algunas casas, pero exceptuando y guardando para su persona los hornos y molinos, al abad del monasterio de Ripoll: Abbas Ripolii, alqueriam de Borjazot et domos sine furnis et molendinis. X kalendas octobris.

El 10 de abril del año siguiente, el año 1239, Ramón de Figueroles recibía como compensación por la pérdida de varias tierras, seis yugadas de tierra en Burjassot, R. de Figuerolis, domos de Mahomat Alcavoz, filio de Gereda, iuxta P. A. de Casseda, et VI jovatas in Borjaçot, in emendaillarum III jovatorum quas habere debebat in Rajosa. III idus aprilis.

 El 17 de abril era Bernat Carbonell quien recibía cuatro yugadas de tierra, B. Carbonelli, IIII jovatas terre in Borjaçot et II fanecatas in orto versus Mezlatam, qui fuit de Açiça, filia quondam de Amagloni. XVI kalendas madii; y al día siguiente, el día 18, Pascual de Castellet recibía una yugada de tierra que lindaba con la de Ramón Figuerola, con la de Arnau de Font, y con la acequia Mayor, Paschasius Castellet I jovatam in Borjaçot, et afrontat cum hereditate R. de Figuerola et A. de Fonte et cequia majori, et aliam jovatam in Godaylla, et afrontat in cequia majori et via publica. XV kalendas madii.

El primer documento con el que nos encontramos en el Archivo de la Catedral de Valencia con respecto a Burjassot, está fechado unos días antes del último apunte que hemos visto sobre donaciones de tierras en esta alquería. El 13 de marzo de 1239, Jaime I concedía a Arnaldo de Fonte y a todos sus sucesores, las casas que fueron  de Mahomat Abjoaidi en Valencia, así como tres yugadas de tierra en Burjassot, y tres hanegadas de tierra en la huerta de Beneferri. Fue notario de esta donación Guillermo Scribá. Este legajo se encuentra signado en el archivo con el número 26:9


Interior de los Silos. Fotografía Ayuntamiento de Burjassot.

sábado, 17 de febrero de 2018

La Historia Medieval contada a través de los documentos catedralicios: la villa de Massamagrell.


El 9 de julio del año 1237 y desde el Puig de Cebolla, Jaime I donaba a Oxava de Peralta, tres yugadas de tierra en Massamagrell, de la heredad propiedad de Abdohabela Abenoba Alchariç, así como todas las casas que le pertenecían. Este es el primer apunte que aparece sobre esta población en el Llibre del Repartiment:

Oxava de Peralta, III jovadas in Maçamagrel de illa hereditate que erat de Abdohabela Abenoba Alchariç, cum domibus quas ibi habebat. VII idus julii.

Ya en el año 1238, el 28 de marzo, el rey Conquistador donaba a Pedro Arcés, hijo de Pedro Arcés de Aguilar, P. Arçes filius Petri Arçeç de Aguilar, la villa íntegra de Massamagrell, alqueriam de Maçamagrel integram,  incluidos sus hornos, y sus molinos, cum furnis et melendinis.

Sin embargo, unos meses después, el 5 de agosto, nonas augusti, Jaime I cambiaba de decisión, y donaba la alquería de Massamagrell, alqueriam de maçamagrel, nuevamente con sus hornos y molinos, a Sancho de Vera, Sancius de Vera, a Pedro Navascos, P. Navascos, a Eiximén Navascos, Eximinus Navascos, y a Fortuny Sancho, Furtunius Sancii.

Todavía aparece documentada la alquería de Maçamagrel dos veces mas en el Llibre del Repartiment. Importante de estos apuntes es el año en que se realizan, la era de MCCLXXVII, es decir, el año del Señor de 1239, ya que muchas veces, se confunde con el año 1238, dando interpretaciones erróneas sobre la posesión de esta alquería.

En ese año, 1239, el 2 de abril, tal y como podemos ver en el folio 60v del Llibre del Repartiment, el rey donaba a doña Sancha Pérez de  Aguilar, Sancia Petri de Aguilario, la alqueriam de Maçamagrel, con sus hornos y molinos, cum fornis et molendinis, revocando la donación que le había hecho de la alquería de Albalat Afauquia, que pasaba a ser propiedad de Eiximén de Navascos.

Esto mismo se ratificaba el 18 de abril del año 1239, cuando a Eiximén de Navascos, Eximinus de Navaschos, se le donaba la alquería de Albalat de Alfocea, Albalat Fauquia, a cambio de la alquería de Maçamagreles, que pasaba a manos de doña Sancha  Pérez de Aguilar, domna Sancia Petri  de Aguilar.

¿Pero que documentos encontramos en el Archivo de la Catedral de Valencia sobre la historia de Massamagrell? ¿Qué nos puede aportar para conocer mejor su historia?


Portada de la Iglesia de San Juan Evangelista de Massamagrell. Fotografía de Enrique Íñiguez Rodríguez

sábado, 10 de febrero de 2018

La Historia Medieval contada a través de los documentos catedralicios: la villa de Ayora.


Nadie duda del carácter estratégico que tuvo el valle de Ayora durante toda la Edad Media. Quedó este valle incorporado al Reino de Valencia en el año 1304 por orden del rey Jaime II, conservando su población morisca hasta el año 1609

Fue reconquistada a los musulmanes por los castellanos e incorporada de inmediato a la diócesis de Cartagena, siendo cedida poco después a Pedro el Grande por Alfonso X el Sabio. Era el año 1281.

Hoy vamos a dar un pequeño repaso a los documentos y pergaminos relacionados con Ayora que se encuentran en el Archivo de la Catedral de Valencia, aprovechando además la ocasión para transcribir dos de los documentos más importantes de la etapa medieval de Ayora que se encuentran en el Archivo Municipal.


Castillo de Ayora. Fotografía del Ayuntamiento de Ayora (Imagen cedida por M. Martínez).  Licencia Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 International.

sábado, 3 de febrero de 2018

Los castillos de la Catedral de Valencia. Un paseo por los Archivos Catedralicios.


Creo que no hace falta decir lo rico y productivo que es el Archivo de la Catedral de Valencia. Sus fondos nos sumergen en nuestra historia y nuestro pasado, viajando a través de documentos pergaminos, y legajos.

Donaciones, bulas, permutas, diezmos, concesiones... obispos y reyes, nobles y caballeros, artesanos y constructores, clérigos y canónigos, laicos y órdenes militares, cristianos, judíos y musulmanes. Un sin fin de documentos nos ayuda a conocer mejor a los personajes que formaron parte de nuestro pasado y de nuestra historia, de sus actuaciones, de sus funciones, de sus aciertos y de sus errores, de sus miedos y de sus virtudes. Pero este Archivo, también es capaz de trasladarnos a castillos y fortalezas, a bastiones inexpugnables y fortificaciones defensivas, unas conocidas y otras no tanto, unas que han soportado heroicamente el paso del tiempo, y otras que al final han cedido ante el imparable paso de los siglos.

No es el objetivo de este artículo el entrar en profundidad a analizar la historia y fases constructivas de cada una de esas fortalezas y castillos, pero sí el dar a conocer a través de la documentación catedralicia algunos castillos que con toda seguridad, desconocíamos de su existencia, y que forman parte de nuestro pasado y de nuestra historia

Estos son los castillos que aparecen documentados en el Archivo de la Catedral de Valencia.  Sin duda un recorrido que nos trasladará a otra época y otro lugar...


Vista del castillo de Mola. Imagen del archivo de la GVA.

sábado, 27 de enero de 2018

La reliquias de San Vicente Ferrer custodiadas en la Catedral de Valencia.


San Vicente Ferrer, Patrono de la ciudad de Valencia y de toda la comunidad autónoma, nació en Valencia el 23 de enero del año 1350, y fue bautizado en la parroquia de San Esteban.

Fue San Vicente, dominico, una persona de lo más influyente no solo en la Valencia de su época (de hecho fue nombrado compromisario en Caspe en representación del Reino de Valencia), sino en prácticamente toda Europa. 

Extenso sería ahora contar aquí la historia de este valenciano, de como intervino en el Cisma de Occidente, en el Compromiso de Caspe antes citado, de sus escritos y enseñanzas de Filosofía y Teología, las cuales impartió en la Antigua Sala Capitular de la Catedral de Valencia, hoy Capilla del Santo Cáliz, de su vida y obra, y como no, de sus milagros, los cuales lograba con tan solo alzar su dedo índice, por lo que fue conocido cariñosamente como "San Vicent el del ditet".

Murió San Vicente Ferrer el 5 de abril del año 1419 en la población de Vannes, reposando sus restos en la Catedral de Saint-Pierre.

Sin embargo, la Catedral de Valencia conserva varias reliquias de este santo, unas conocidas, pero otras no tanto...


Retablo cerámico donde se representa a San Vicente Ferrer en la fachada de la Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de Santa María. Plaza de l'Almoina. Valencia. Obra de  Jauime de Sclas Aracil (año 1955).
Fotografía de Javier Quiñones García. www.retabloceramico.net


domingo, 21 de enero de 2018

Tuae Dilectissime. Una bula de Urbano II a Pedro I de Aragón en el Archivo de la Catedral de Valencia.


Tras la toma de Valencia en el año 1238, Jaime I cumplía la promesa de dotar de bienes, heredades y propiedades, a la nueva Catedral de la ciudad, promesa firmada por el rey en un Real Privilegio fechado en Lérida el 28 de octubre del año 1236, y confirmado unos días después en la misma ciudad, el 13 de noviembre.

Para ello, el monarca aragonés, establecía en la ciudad y por consiguiente en la Catedral,  al clero y a los canónigos necesarios para poder celebrar  el sagrado culto. 


Según afirmaba el canónigo Sanchís i Sivera en su obra La Catedral de Valencia (1909), Jaime I hacía de este modo uso directo del privilegio otorgado por Urbano II al rey Pedro I de Aragón en el año 1095, aunque bien es cierto que algunos historiadores y archiveros como el subdirector del Archivo de la Corona de AragónAlberto Torra Pérez, disientan de esta afirmación, manifestando textualmente que "los reyes de Aragón no sintieron durante el siglo XIII la necesidad de recurrir a este apoyo jurídico para actuar como señores de las iglesias de sus reinos. No lo invocó Jaime I en 1236 al hacer donación de las iglesias valencianas al arzobispo de Tarragona, incluso es posible que ni siquiera tuviera el documento a su alcance."



Retrato imaginario del rey Pedro I de Aragón.
Óleo de Manuel Aguirre y Monsalbe (1851-1854)
Diputación Provincial de Zaragoza.

domingo, 13 de agosto de 2017

Videoteca: el basón del canónigo Pere de Escrivá,


Seguimos hoy con el cuarto de los vídeos dedicado a los blasones y escudos de la portada gótica de la Catedral de Valencia, la portada de los Apóstoles, esta vez dedicado al escudo del canónigo Pere de Escrivá.

Como ya sabéis estos vídeos van acompañados de música, por lo que  es aconsejable pausar la música de fondo de la Web a la hora de reproducirlos, tal y como aparece en la imagen, para que de este modo no se mezclen los sonidos.