sábado, 24 de junio de 2017

Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Un incunable del Archivo de la Catedral de Valencia.


El Archivo de la Catedral de Valencia guarda y custodia hasta un total de 115 incunables fechados entre los años 1471 y 1502.

Estos incunables fueron impresos  en un total de 17 ciudades, siendo las más importantes Venecia donde se imprimieron nada menos que 39 obras de las conservadas, Núremberg, donde se imprimieron 26, y Roma, donde lo hicieron 12.

En la ciudad de Valencia se imprimieron tan solo tres de los conservados en el Archivo Catedralicio: Regimen de Princeps, de Francisco Eximenis, y  dos obras de Iacobus Perez de ValentiaIn psalmo, y Tractatus varii. Los tres incunables fueron impresos en el año 1484 por el impresor Lambert Palmart.

Curiosamente, los dos incunables que se conservan del primer misal valenciano, el Missale Valentinum, donde se recoge por primera vez, además de las trece misas de San Gregorio, la rúbrica para la bendición del término de Valencia, no fueron impresos en Valencia, si no en Venecia, en el año 1492 y en la imprenta de Ioannes Halman, más conocido con el sobrenombre de Hertzog, y costeados por Andrés de Mantua.

La creación del Cielo y la Tierra. Folio 2r. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.


El motivo de que estos misales se imprimieran en la ciudad de Venecia no fue otro que la desconfianza que el Cabildo sentía por los impresores que se encontraban en la ciudad, acusados muchos de ellos de ser conversos.

La colección contiene hasta un total de 71 autores, entre los que se encuentran algunos como San Bernardo de Claraval, del que se conservan dos preciosos incunables,  el titulado Tractatus varii, y su Opuscula, impreso en el año 1495 por los hermanos Angelus y Iacobus de Brixia.

Conserva obras tan diversas como las escritas por  autores de reconocido renombre, como San Agustín, Cayo Plinio, Gregorio IX, Marco Catón, Plutarco, Santo Tomás de Aquino, o Juan de Torquemada, y otras de autores no tan conocidos, como Juan Capreolo, Vicente Belvacense, Astesano de Ast, o Hartmanus Schedel.

Y es sobre el incunable de este último, Hartamanus Schedel, sobre el que hoy quiero llamar la atención.

Hartmann Schedel nació un 13 de febrero de 1440 en Núremberg, y fue un gran físico y humanista. Con apenas 16 años se matriculó en la Universidad de Leipzig, donde estuvo hasta el año 1463. En Padua estudió medicina y física hasta el año 1466, trabajando ya como médico en su ciudad natal en el año 1470. 

Pero sin lugar a dudas y en relación con el tema que estamos tratando, su gran obra fue la conocida como Crónica de Núremberg, la cual fue impresa en junio de 1493 en la imprenta de Antonius Koberger, siendo considerado hoy por hoy uno de los incunables más preciados. 

Esta Crónica es una historia ilustrada que narra los hechos acontecidos desde el el comienzo de la humanidad hasta la época del autor. Consta de aproximadamente unas 600 páginas  y nada menos que 1804 xilografías, grabados realizados por Michael Wolgemuth, quien fue maestro del gran Durero, y Wihelm Pleydenwurff.

Esta Historia se encuentra dividida en en siete edades, tal y como el autor las llama. La primera edad abarca el período de tiempo desde la Creación hasta el Diluvio Universal; la segunda edad desde Noé hasta el nacimiento de Abraham; la tercera desde Abraham hasta el Rey David; la cuarta desde el Rey David hasta el destierro de Babilonia. La quinta desde Babilonia hasta el nacimiento de Cristo; la sexta desde el nacimiento de Jesucristo hasta el año 1490; y por último, la séptima edad, engloba el fin del mundo y el Juicio final

El fin del mundo. Folio 262v. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.


Uno de estos ejemplares se conserva actualmente en la Biblioteca General e Histórica de la Universidad de Valencia, obra donada a esta entidad por Ginés de Perellós, marqués de Dos Aguas, sin embargo,  en el Archivo Catedralicio nos aguarda una  agradable sorpresa.

Entre sus incunables, se encuentra una de estas Crónicas de Núremberg, incunable  con el título de Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris, de Hartmann Schedel, impreso también en Núremberg, en el año 1493 y en la imprenta de Antonius Koberger. Un incunable que cuenta la historia del mundo desde su inicio hasta los tiempos del autor, un precioso incunable de 320 folios con 336 grabados y 1821 figuras, grabados también de Michael WolgemuthWihelm Pleydenwurff, ya que así lo dice el colofón de su último folio, el 300v:

Adest nuc studiose lector finis libri Cronicarum perviam epithomatis et brevarii compilate opus quidem preclarum, et a doctissimo quoque comparandum. Continent enim gesta, quecumque digniora sunt ab intio mundi ad hanc usque temporis nostri calamitatem. Castigatumque a viris doctissimis ut magis elaborantum in lucem prodiret, ad in tuitum autem et preces providorumcivium Sebaldi Schreyer et Sebastiani Kamermaister hun librum dominus Anthoniua Koberger Nuremberge impressit. Adhibitis tamenvi vis mathematïcis pingendique arte peritissimis. Michaelle Wolgemut et Wihelmo Peyden Wurff, quarum solerti acu ratissimaque animadversione tum civitatum tum ilustrum virorum figure inserte sunt. Consummatum autem duodeci ma mensis Iuliis. Anno Salutis nostre 1493.

Folio 300v. Colofón del incunable. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.


El primer folio de este incunable, contiene una breve nota en el margen superior donde se indica que la obra fue expugnada por el subsacrista de la Catedral Juan Tomas, conforme al Decreto del Índice del año 1640, aunque si es cierto que la fábula referente a Juana la Papisa aparece tachada tanto en el índice como en el folio 69v.

Pero en la Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris, además de contarse la historia de la antigüedad clásica, de la iglesia, el paso de cometas y otros acontecimientos importantes, o describir detallada y gráficamente el fin del mundo y el Juicio Final, también se habla de pensadores, de reyes y de filósofos, y como no, de papas. Por ello, quiero prestar especial atención al folio 257, donde Hartmann Schedel es testigo directo en Roma de la elección de Rodrigo de Borja como papa bajo el nombre de Alejandro VI, afirmando en su crónica, que esta elección fue totalmente unánime, y alegrándose y alabando la elección del nuevo pontífice.

Alejandro VI. Folio 257r. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.

Nada mejor pues para saborear este incunable que poder degustar algunos de los grabados e ilustraciones que lo acompañan. Una auténtica maravilla...

La expulsión del Paraiso. Folio 7r. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.



El Arca de Noé. Folio 11r. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.

La ciudad de Jerusalén. Folio 17r. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.
Lot, la estatua de sal. Folio 21r. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.


El juicio de Salomón. Folio 47v. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.

Pontífices, profetas y reyes de Israel. Folio 48r. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.


Reyes de Siria. Folio 75v. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.


Colegio Apostólico. Folio 101v. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.


El puente que se hunde. Folio 217r. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.


El castigo del fuego. Folio 220r. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.


Sumos pontífices. Folio 232v. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.


Concilio florentino. Folio 244v. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.

Rodrigo de Borja es elegido pontífice con el nombre de Alejandro VI. Folio 257. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.


El Juicio Final. Fólio 265v. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.


Eneas, Pius Papa II. Folio 267v. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.


Hispania. Folio 289v. Chonicae ab inicio mundi ad tempus auctoris. Archivo de la Catedral de Valencia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario